Terapia Famiiliar

VIVIR EN FAMILIA

Vivir en familiaLa familia  es un elemento fundamental y crucial en nuestras vidas. Desde pequeños, nos proporciona cuidados, cariño, educación… favoreciendo el desarrollo  y maduración para ser capaces de afrontar y solucionar situaciones de todo tipo a lo largo de nuestro proceso evolutivo.

Como todo tipo de relaciones, la familia,  nos aporta beneficios, pero también pueden surgir problemas o dificultades porque cada uno de los miembros que componen la familia puede tener caracteres, gustos y puntos de vista distintos y, no siempre, es fácil llegar a acuerdos y respetar las decisiones y/o normas para poder funcionar adecuadamente.

Los conflictos son inevitables en cualquier familia y, no siempre son negativos porque nos ayudan a saber resolver problemas y aprender a adaptarnos. Sin embargo, en ocasiones, estos conflictos no los sabemos resolver y provocan gran malestar y serias dificultades, que hacen necesaria una intervención psicológica centrada en la familia, teniendo en cuenta las necesidades particulares de cada miembro.

Si quieres información o asesoramiento, puedes ponerte en contacto con nuestro centro. Contamos con una larga experiencia en el campo de la psicología y podemos ayudare.

¿CUÁNDO ES NECESARIA UNA TERAPIA FAMILIAR?

 La Terapia Familiar es necesaria en aquellos casos en los que:

  • la relación que mantenéis  entre los diferentes miembros que componéis el núcleo familiar, está deteriorada o alterada (problemas de comunicación, faltas de respeto, agresividad…)
  • necesitáis apoyar y ayudar a alguno de sus miembros con dificultades personales (discapacidad de uno de sus miembros, aparición de una enfermedad física o psicológica, adicciones, separación de la pareja de los hijos y vuelta al hogar, etc.).
  • queréis prevenir problemas en el futuro. (Saber cómo actuar para promover unas relaciones saludables con nuestros hijos a cualquier edad, saber prevenir problemas en la adolescencia, acogimiento familiar o adopción, cuidado futuro de personas mayores, trabajar en negocios familiar, etc.).

Los problemas familiares abarcan tanto, la familia nuclear (padres e hijos) como, los vínculos con los abuelos, tíos, exparejas, hijos de otras relaciones nuestras o de la nueva pareja, familia política, etc.

Por otra parte, problemas económicos, tener un negocio familiar o trabajar la familia en la misma empresa, estar en el paro….puede contribuir a que surjan desavenencias en el seno familiar. De igual forma, los aspectos sentimentales, el cuidado de personas mayores y niños, la adolescencia de los hijos…son, frecuentemente, fuente de discusiones.

Si queréis recibir información o asesoramiento, puedes ponerte en contacto con nuestro centro. Contamos con una larga experiencia en el campo de la psicología y podemos ayudaros.

¿QUÉ PROBLEMAS SE PUEDEN SOLUCIONAR Y MEJORAR CON UNA TERAPIA FAMILIAR?

Familia2LA TERAPIA FAMILIAR es necesaria en aquellos casos en los que la relación entre los diferentes miembros del núcleo familiar, está deteriorado y/o alterado y/o en los que la familia necesite apoyar y ayudar a alguno de sus miembros con dificultades personales o queramos prevenir problemas en el futuro. El eje de la intervención y asesoramiento psicológico se centra en la familia, teniendo en cuenta las necesidades particulares de cada miembro.

En nuestra consulta abordamos diferentes problemas o conflictos familiares solucionarlos o prevenirlos. Entre los más comunes, destacan:

Los problemas más comunes de las familias que necesitan terapia familiar son los siguientes:

  • Falta de Comunicación
  • Incapacidad para dialogar
  • Problemas de conducta y comportamiento
  • Problemas de convivencia (formas distintas de entender la distribución de tareas domésticas, administración económica, compartir espacios comunes y personales…)
  • Falta de respeto y escasa tolerancia entre los diferentes miembros que componen la familia.
  • Discrepancia y falta de consenso con las normas y patrones de disciplina y educación.
  • Convivencia con algún miembro de la familia con problemas psicológicos y/o físicos (esquizofrenia, trastorno bipolar, dolor crónico, fibromialgia, secuelas trás un accidente grave, adicciones, etc.)
  • Agresividad y enfados repetidos de uno o varios miembros de la familia
  • Trabajar en la misma empresa o negocio familiar, quedarse en el paro, problemas económicos, etc.
  • Aparición de terceras personas, desamor…
  • Ambivalencia de sentimientos de uno o varios miembros de la familia: pasar de querer a odiar y, viceversa, a los padres, hermanos, hermanastros, pareja, abuelos.
  • Experiencias traumáticas (muerte de un ser querido –duelo-, abusos o violación de unos de sus miembros…)
  • Cambio de roles dentro de la familia (pérdida de trabajo, nacimiento de un hijo…)
  • Prevención de problemas y promoción de habilidades parentales y mejora del funcionamiento familiar (estrategias de intervención en el desarrollo de nuestros hijos en la infancia, y adolescencia, cambio de residencia, control de impulsos, adopción o acogimiento…)
  • Formación y/ cambio del núcleo familiar: parejas que se unen con sus respectivos hijos, nacimiento de nuevos hermanos o hermanastros o primer hijo, cuidado de personas mayores, etc.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA TERAPIA FAMILIAR?

La terapia familiar se centra en la evaluación e intervención psicológica en todas aquellas dificultades que podáis
estar  viviendo con vuestras familias.

Cuando venís a nuestra consulta solicitando asesoramiento y ayuda por problemas familiares, en primer lugar, realizamos un análisis y evaluación pormenorizados de los conflictos familiares. Para ello, reunimos a la familia y, a la vez que nos exponéis conjuntamente el punto de vista de cada que cada uno tenéis, observamos la dinámica y funcionamiento establecidos en vuestra familiar. Asimismo, también valoraremos con cada uno de vosotros, sin la presencia de otros familiares, vuestras expectativas e información difícil de comentar delante de los otros miembros o que genera demasiada tensión.

Una vez realizada la evaluación, pondremos en práctica diferentes técnicas y estrategias psicológicas, dentro de la terapia familiar, que mejor se adapten a vuestras necesidades y nos proporcionen resultados óptimos.

En nuestra consulta, las familias, una vez finalizado el tratamiento, consiguen, entre otras avances:

  • Mejorar su funcionamiento a diferentes niveles.
  • Aumentar la comprensión mutua y el apoyo emocional entre sus miembros.
  • Aprender y desarrollar estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas ante diferentes situaciones o conflictos.
  • Aprender a prevenir y poner en funcionamiento las técnicas y asesoramiento psicológicos adecuados para evitar la aparición de problemas en el futuro.

Dependiendo de vuestros problemas y de las  técnicas de intervención y tratamiento psicológicos más apropiados, es posible – al igual que en la evaluación- que sea necesario tener consultas con todos vosotros en la misma sesión o, estar a solas con cada uno de vosotros, manteniendo siempre una visión global, comprensiva e integral de vuestra dinámica familiar.

La terapia familiar se centra tanto en la familia en su conjunto como, en las necesidades particulares que tiene cada miembro que la compone.

La terapia familiar se centra en ayudaros a:

Solucionar de forma satisfactoria las dificultades o conflictos en vuestro núcleo familiar.

Saber apoyar y ayudar a alguno de sus miembros con dificultades personales.

Prevenir posibles problemas que puedan surgir.