TRAUMAS Y SITUACIONES DE ESTRÉS

TRASTORNOS RELACIONADOS CON TRAUMAS Y SITUACIONES DE ESTRÉS

Cuando hemos vivido un suceso traumático o aversivo (violación, abusos, accidente…) desarrollamos respuestas de estrés que, pueden generarnos respuestas de miedo o ansiedad, junto estados de ánimo negativos y  que exteriorizamos con enfados y hostilidad.

Es conveniente que busquemos ayuda profesional especializada para poder funcionar lo antes posible de forma adecuada y satisfactoria y superar los traumas y situaciones de estrés. Si has pasado por alguna situación en la que te has sentido amenazado, te has sentido atacado, acosado…llámanos y, dentro de un clima de confianza, te escucharemos y te ayudaremos a superar tus traumas.

TRASTORNO DE ESTRÉS AGUDO

Trastornos relacionados con copasEl trastorno psicológico de estrés agudo se puede producir  cuando hemos estado expuestos o amenazados por muerte, lesiones graves o violencia sexual, bien porque: 1. Hemos experimentado en nuestra propia vida el suceso traumático, 2. Hemos visto cómo les ocurría a otros, 3. Tenemos el conocimiento de que el suceso traumático le ha ocurrido a un familiar o amigo o, 4. Nos exponemos de forma repetida y extrema a situaciones muy desagradables que tienen que ver con el suceso traumático (por ejemplo, fuerzas de seguridad del estado y personal médico que recogen los restos en un atentado o accidente, policías y fiscales expuestos a detalles del maltrato o abuso infantil o de cualquier otro tipo…).

Si tienes un trastorno de estrés agudo, es habitual que puedas tener recuerdos angustiosos recurrentes, que son involuntarios y escapan a tu control sobre el suceso(s) traumático (s).(En los niños se manifiesta en juegos repetitivos en los que expresan temas o aspectos relacionados con el suceso traumático). Otras veces, puedes tener sueños angustiosos relacionados con el trauma de forma frecuente, escenas retrospectivas en las que sientes o actúas como si estuviera repitiendo el suceso(s) traumático(s) o experimentes un malestar intenso o reacciones fisiológicas en respuesta a estímulos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso traumático.

Asimismo es habitual, que en el trastorno de estrés agudo te sientas incapaz de sentir emociones positivas (felicidad, satisfacción…) y tengas problemas relacionados con el sueño, sintiendo irritabilidad o arrebatos de rabia, problemas de concentración y estés en alerta permanente. Es muy probable que realices intentos repetidos para evitar los recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos relacionados con el suceso traumático y evites personas, lugares conversaciones, actividades, objetos y situaciones, que originan los recuerdos o pensamientos angustiosos. En ocasiones, es posible que no puedas recodar algún aspecto relacionado con el suceso traumático o tengas un sentido de la realidad alterado del entorno o de ti mismo (por ejemplo, verte a ti mismo desde al perspectiva del otro, lentitud del tiempo, etc.).

No todas las personas presentan los mismos síntomas ni todos los síntomas se manifiestan de la misma manera en todas las personas. Por tanto, el tratamiento en nuestro centro siempre se adapta a las necesidades y exigencias de cada persona.

El trastorno de estrés agudo, se diferencia del trastorno de estrés postraumático porque los síntomas en el problema de estrés agudo se limitan a una duración entre 3 días y un 1 mes después de la exposición del evento traumático.

TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

Trastornos relacionados con copas 3El trastorno psicológico de estrés postraumático se puede producir  cuando hemos estado expuestos o amenazados por muerte, lesiones graves o violencia sexual, bien porque: 1. Hemos experimentado en nuestra propia vida el suceso traumático, 2. Hemos visto cómo les ocurría a otros, 3. Tenemos el conocimiento de que el suceso traumático le ha ocurrido a un familiar o amigo o, 4. Nos exponemos de forma repetida y extrema a situaciones muy desagradables que tienen que ver con el suceso traumático (por ejemplo, fuerzas de seguridad del estado y personal médico que recogen los restos en un atentado o accidente, policías y fiscales expuestos a detalles del maltrato o abuso infantil o de cualquier otro tipo…).

La duración del trastorno de estrés postraumático, debe superior a un mes para que se pueda diagnosticar. Si la duración es menor, hablaremos de que el problema es un trastorno de estrés agudo.

Al igual que en el trastorno de estrés agudo, es habitual que si padeces un trastorno de estrés postraumático, puedas tener recuerdos angustiosos recurrentes, que son involuntarios y escapan a tu control sobre el suceso(s) traumático (s) (En los niños se manifiesta en juegos repetitivos en los que expresan temas o aspectos relacionados con el suceso traumático). Otras veces, puedes tener sueños angustiosos relacionados con el trauma de forma frecuente, escenas retrospectivas en las que sientes o actúas como si estuviera repitiendo el suceso(s) traumático(s) o experimentes un malestar intenso o reacciones fisiológicas en respuesta a estímulos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso traumático.

Asimismo es habitual, que en el trastorno de estrés psotraumático te sientas incapaz de sentir emociones positivas (felicidad, satisfacción…) y tengas problemas relacionados con el sueño, sientas miedo, terror, enfado, culpa o vergüenza, realices comportamientos imprudentes o autodestructivos, sintiendo irritabilidad o arrebatos de rabia, problemas de concentración y estés en alerta permanente y respuestas de sobresalto exageradas. Es muy probable que realices intentos repetidos para evitar los recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos relacionados con el suceso traumático y evites personas, lugares conversaciones, actividades, objetos y situaciones, que originan los recuerdos o pensamientos angustiosos. En ocasiones, es posible que no puedas recodar algún aspecto relacionado con el suceso traumático o tengas un sentido de la realidad alterado del entorno o de ti mismo (por ejemplo, verte a ti mismo desde al perspectiva del otro, lentitud del tiempo, etc.).

En general, las personas con el trastorno de estrés postraumático piensan que no pueden confiar en nadie, que el mundo es muy peligroso, que tienen los nervios destrozados, etc.