Trastorno Bipolar

TRASTORNO BIPOLAR

Las personas con un trastorno bipolar alternan los episodios depresivos (tristeza, desesperanza, desánimo, falta de ilusión, etc.) con  episodios de estado de ánimo maniacos (estados de ánimo muy eufóricos).

En la fase maniaca, la persona tiene una autoestima exagerada, cree que puede embarcarse en proyectos grandiosos de todo tipo (montar negocios, tomar decisiones descabelladas, fantasías románticas, etc.),  con una abundancia de ideas, aceleración del pensamiento e inquietud  y activación excesivas que impiden dormir adecuadamente. Las actividades sociales, laborales, sexuales…se realizan de forma  desmedida.

Por el contrario, cuando brota el episodio depresivo, la persona se siente desesperanzada, fatigada, aletargada, culpable, se alteran los patrones del sueño (insomnio, o excesiva somnolencia), siendo muy difícil la concentración y el poder tomar decisiones. Como consecuencia, se produce una disminución del interés y  satisfacción  en las actividades diarias, muy diferente del exceso de optimismo que caracteriza la fase maniaca.

Los síntomas depresivos y eufóricos y la forma en que se alternan, pueden variar en cada persona en su cantidad, manifestaciones o  intensidad.

Si necesitas más información o asesoramiento, si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nuestro centro y te orientaremos tanto si tú eres el que tienes el problema como, si es algún familiar tuyo.