¿Qué son los problemas psicosomáticos o psicofisiológicos?

By 8 septiembre, 2014 Blog No Comments

PROBLEMAS PSICOSOMÁTICOS-FOTO CONSUELO TOMÁS-31-07-2014       Gozar de buena Salud,  es uno de los factores más importantes que contribuyen a nuestro bienestar porque nos facilita estar contentos, tener ganas de hacer actividades (trabajar, deporte, quedar con amigos…) y nos hace sentir  relajados y optimistas.

          La Salud abarca tanto, la esfera física como, la emocional, así como la interrelación entre ambas.

             En este sentido, es importante destacar que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente constituyen un todo y los aspectos corporales (físicos u orgánicos) y los aspectos psicológicos (pensamientos, sentimientos y emociones) se influyen entre sí,  potenciando y/o siendo el origen de determinadas enfermedades y trastornos médicos y/o emocionales.  Por ejemplo, está demostrado que el estado de ánimo positivo y alegre, favorece la recuperación y el postoperatorio en muchas enfermedades e intervenciones médicas. Por el contrario, si la persona esta decaída, los síntomas de las enfermedades se acentuarán (mayores dolores, problemas para conciliar el sueño, se tardará más en la cicatrización de heridas, menor movilidad…). De la misma forma, el padecer una enfermedad o tener una limitación física hace que puedan aparecer sentimientos de rabia, irritabilidad, ansiedad, depresión, dificultades de concentración,  limita las ganas de salir y relacionarnos, etc.

           Muchas personas que acuden a recibir tratamiento en nuestra consulta, presentan dolor crónico, fibromialgia, problemas gastrointestinales, somatizaciones diversas…Estas personas acuden frecuentemente al médico de atención primaria o de especialidades y,  tras las exploraciones y pruebas diagnósticas pertinentes y necesarias para diagnosticar y/o poder descartar patología orgánica, no se encuentran datos o los que se encuentran, no justifican el gran malestar y sufrimiento que experimentan.

         El rasgo común a estos trastornos es la presencia de síntomas físicos que, no pueden explicarse completamente por una enfermedad física, ni por los efectos directos de sustancias, ni por otros problemas psicológicos (por ejemplo, una crisis de ansiedad). Los componentes psicológicos y/o emocionales, juegan un papel determinante la evolución de estos problemas porque, aunque exista una enfermedad médica, el malestar y deterioro producido por los síntomas de la enfermedad, son excesivos y desproporcionados.

       La mayor parte de las veces la familia y su entorno, no comprenden y/o se cansan de estas situaciones, lo que hace que las personas con estos problemas todavía se sientan peor. Sin embargo, aunque los síntomas puedan parecer extremados o exagerados, el sufrimiento del paciente es siempre real.

Consuelo Tomás Benlloch.

Centro Psicológico Consuelo TomásTratamientospsicologicos.es

Tratamientos psicológicos Valencia

 

Leave a Reply