Insomnio

Dormir nos permite cargarnos de energía para afrontar todas nuestras actividades diarias.  Sin embargo, no todas las personas pueden dormirse o tener un sueño reparador, apareciendo un problema denominado insomnio.

¿QUÉ ES EL INSOMNIO?

El insomnio es un problema  del sueño caracterizado por las dificultades que experimentan algunas personas para poder dormirse,  mantener su ciclo de sueño  o levantarse descansado y con las “pilas cargadas”.

El insomnio es un problema  del sueño caracterizado por las dificultades que podemos experimentar en una o más de las siguientes situaciones:

  • poder dormirnos (iniciar el sueño).
  • mantener nuestro ciclo de sueño (nos despertamos frecuentemente o tenemos dificultades para volver a dormirnos)
  • o, nos despertamos pronto por la mañana y no podemos volver a dormir.

 ¿QUÉ ES EL INSOMNIO AGUDO E INSOMNIO CRÓNICO?

El insomnio puede variar, dependiendo de la duración y la frecuencia en la que ocurre. El insomnio puede ser a corto plazo (insomnio agudo) o puede durar por un largo tiempo (insomnio crónico). También puede ir y venir con períodos de tiempo en los que no tienes problemas de sueño. El insomnio agudo puede durar de una noche a unas cuantas semanas. El insomnio es llamado crónico cuando  tienes insomnio al menos durante un mes o por más tiempo. La mayoría de los casos de insomnio crónico son secundarios.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL INSOMNIO?

Aunque el insomnio puede ser en sí mismo una enfermedad,  son múltiples las causas que pueden influir y explicar el insomnio: consumo de sustancias (alcohol,  cafeína, ciertos medicamentos...),  problemas psicológicos (depresión, ansiedad, trastorno bipolar,  estrés…), preocupaciones (problemas con la pareja,  hijos o familiares,  problemas laborales, etc.),  cambios de vida (quedarse sin trabajo, la muerte de algún familiar, atender a los bebés o personas dependientes…), enfermedades (asma, apnea del sueño, obesidad, hipertensión…), malas condiciones ambientales (exceso de ruido, de calor. luz…) pesadillas o terrores nocturnos, estilos de vida (turnos de trabajo rotatorios, sedentarismo…) la propia obsesión por querer dormir, etc.

Cuando el insomnio se debe a enfermedades o problemas médicos, sustancias o está asociado a otros problemas psicológicos (depresión, ansiedad, etc.) decimos que el insomnio es secundario. Por el contrario, el insomnio primario se relaciona con situaciones en las que estás expuesto/a a un estrés prologando, y con tensiones emocionales.

¿QUÉ PROBLEMAS CAUSA EL INSOMNIO?

Si tenemos insomnio, nos levantamos cansados y con la sensación de no haber “cargado las pilas”. Aunque podamos dormir en algún momento,  nuestro sueño es inquieto, poco profundo o de escasa calidad.

Es bastante común, que si padeces insomnio, te encuentres tenso/a cuando vas a la cama, porque anticipas que una Insomnionoche más no vas a poder dormir, aumentando tu nerviosismo e interfiriendo negativamente, aún más, tu dificultad para poder conciliar el sueño y, de esa forma, entrar en un círculo vicioso.

Los problemas de insomnio provocan fatiga y sueño durante el día que ocasiona malestar o deterioro en las áreas laborales, sociales,  etc. debido a los problemas de concentración y/o memoria, irritabilidad, etc.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

El tratamiento del insomnio que llevamos a cabo en nuestra consulta, se centra en las causas que lo provocan, trabajando tanto, con hábitos saludables que nos ayudarán a conciliar el sueño, como con los problemas más profundos relacionados con el mismo (preocupaciones, estrés, etc.), adaptando las diferentes técnicas psicoterapéuticas, a las necesidades de cada persona.

Si lo deseas puedes consultarnos y analizaremos tu problema, seleccionando los tratamientos que mejor se adaptan a tus necesidades. Podrás conseguir dormir y mejorar tu energía y bienestar.