estres

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

EstrésEl estrés es un término que se utiliza coloquialmente para referirnos a estados emocionales en los que nos sentimos muy nerviosos, acelerados y/o a punto de estallar y, que se relaciona con preocupaciones o problemas que hemos de resolver.

Sin embargo, son pocas las personas que conocen que el estrés no siempre es perjudicial porque el estrés es una respuesta positiva que nos ayuda   a movilizarnos y a manejar adecuadamente los cambios y desafíos que van surgiendo a lo largo de nuestra vida (cambio de trabajo, rupturas de pareja, reacciones ante la enfermedad). En estos casos, el estrés nos beneficia porque facilita la adaptación y nos ayuda a generar actitudes positivas y modos apropiados y beneficiosos para afrontar o solucionar dichas situaciones.

¿CUÁNDO ES EL ESTRÉS UN PROBLEMA?

Ahora bien, si, la activación de las respuestas fisiológicas y psicológicas, es necesaria y adaptativa, el problema deEstrés 2 estrés surge cuando estas respuestas se prologan o se intensifican, dando lugar diferentes problemas: enfermedades, insatisfacción y bajo rendimiento laboral o académico, problemas con allegados, etc.

Es importante tener en cuenta que, los seres humanos, debido a nuestro mayor desarrollo cerebral en el plano cognitivo o de pensamiento, podemos anticipar situaciones que son estresantes, aunque no se estén produciendo realmente y/o considerarlas amenazantes aunque no representen para la mayoría de las personas no representen un gran peligro (por ejemplo, una entrevista de trabajo, operaciones quirúrgicas, anticipar situaciones en las que se cree que no se va estar a la altura de las circunstancias, pese a tener una buena preparación, tener expectativas muy rígidas y/o poco realistas…).

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL ESTRÉS?

Podemos identificar el estrés cuando, en diferentes esferas, aparecen diferentes síntomas, que pueden variar en cada persona:

  • Esfera Emocional: Si tenemos estrés, es habitual que podamos sentir miedo, temor, angustia, ansiedad, aumento de la irritabilidad, depresión, ganas de llorar, deseos de gritar o golpear, ataques de pánico o crisis de ansiedad., insatisfacción, sentimientos de culpa, pérdida de confianza en uno mismo, aumento de la susceptibilidad ante las críticas o comentarios de los demás…
  • Esfera Cognitiva (pensamientos):cuando tenemos estrés aparecen problemas de concentración y nuestros pensamientos se centran repetidamente en las situaciones que nos están afectando negativamente, sin que podamos desconectar, pensando reiteradamente en las situaciones que nos generan malestar. Otros síntomas que pueden acompañar al estrés son: lentitud del pensamiento., disminución de la memoria,  dificultad para tomar decisiones,  sensación de no poder resolver la situaciones y sentir que nos superan, pensar en lo peor como algo irremediable…
  • Esfera Conductual:En esta esfera, el estrés se puede manifestar con: cambios bruscos de humor, dificultades de relajación,  aumento del tabaco, alcohol, comida, etc. Agitación física como no poder dejar quietas las piernas o dedos de las manos. Aspecto, en ocasiones, descuidado. Conductas hostiles o agresivas. Tics nerviosos. Rebeldía. Tendencia a apartarse de actividades sociales o no poder prestar la atención debida. Acostarse más tarde de lo habitual. Disminución en las actividades que nos agradan y satisfacen, etc.
  • Esfera Física:Son muchos los síntomas físicos alterados por el estrés: ritmo cardíaco y respiratorio acelerado, opresión en el pecho, dolor de cabeza, tensión y dolores musculares, problemas gastrointestinales (malestar estomacal, estreñimiento o diarrea, vómitos…), aumento o pérdida de peso, sudoración excesiva o sensación de frío, palpitaciones, dificultad para tragar o respirar, sensación de ahogo, sequedad de boca, cansancio, aumento o pérdida de peso,  acné, Comerse las uñas, caída del cabello, reducción del deseo sexual, menstruaciones irregulares, dificultades para dormir…

No todos estos síntomas en las diferentes esferas, aparecen en todas las personas ni les afectan de la misma manera.

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

Ayuda estrésEn las situaciones en las que el estrés nos está perjudicando, los psicólogos clínicos, podemos ayudarte para que aprendas tanto, a manejar las situaciones estresantes como, a trabajar con los pensamientos y anticipaciones que nos “disparan”.

Seleccionaremos las técnicas psicológicas más eficaces, dependiendo de las circunstancias de  tu/s  problema/s. Analizaremos contigo en qué situaciones se produce tu estrés. Serás consciente de los factores que están, directa o indirectamente, relacionados con  en el origen y mantenimiento de tu problema. Te enseñaremos cómo manejar tus pensamientos de forma adecuada, cómo eliminar la tensión y cómo realizar todos los cambios necesarios. Mejorarás tu calidad de vida y afrontarás mejor las situaciones.

Nuestra experiencia, de más de 28 años, solucionando los problemas de estrés,  te garantiza excelentes resultados.