Cómo mejorar nuestras habilidades sociales

Como mejorar nuestras habilidades sociales - Foto Consuelo Tomás 17-08-2017 - psicólogos Valencia - tratamientos psicológicos Valencia - Consuelo Tomás psicóloga       Las habilidades sociales son fundamentales en nuestra vida para relacionarnos de forma satisfactoria en diferentes entornos: con nuestra pareja o familiares, con los compañeros de estudios o trabajo, para poder iniciar y mantener conversaciones con desconocidos sin que nos genere ansiedad, para aportar nuestro punto de vista respetando el de los demás y consiguiendo que los demás respeten nuestro punto de vista… Muchas personas que nos consultan quieren saber cómo podemos desarrollar nuestras habilidades sociales.

 A continuación,  os facilitamos algunas recomendaciones para mejorar las relaciones con los demás y aumentar vuestra confianza en vosotros mismos:

 – Escucha activa. No es lo mismo escuchar que oir. La escucha activa implica atender no solo a lo que la otra persona está expresando directamente, sino también a las ideas, pensamientos y sentimientos que subyacen a lo que está intentando expresar.La escucha activa implica tanto, prestar atención constante e identificar el contenido, objetivos y sentimientos de lo dice el otr@ como, la expresión de que estamos escuchando al interlocutor mediante el lenguaje verbal (umm, entiendo, ya veo, etc.) y el lenguaje no verbal (contacto visual, gestos, etc)

  – Empatía. Desarrollar la empatía nos permite  ponernos en el lugar del otro y saber lo que siente o incluso lo que puede estar pensando  y es una habilidad necesaria para adaptarse a las sitaciones sociales porque nos ayuda a comprender los sentimientos, problemas y emociones de nuestros interlocutores.

  – Asertividad. Desenvolvernos con asertividad nos ayuda a expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin molestar a los demás, respetando su punto de vista y que los demás respeten los nuestros y, en caso necesario, saber llegar a acuerdos o saber decir “no” sin sentirnos cuestionados.

   –  Respeto. El respeto es un sentimiento positivo a través del cuál demostramos aprecio y reconocimiento hacia la otra persona, comprendiendo al otro y valorando sus intereses y necesidades. El respeto es recíproco e implica tolerancia y consideración a la diversidad. El respeto se manifiesta dejando que los demás expresen su punto de vista sin juzgar ni menospreciar y manteniendo un contacto visual que exprese sinceridad.

   – Credibilidad. Ser coherente con lo que decimos y hacemos incrementa nuestra credibilidad y contribuye a que nos mostremos tal y como somos y  seamos más receptiv@s.

   – Pensamiento positivo.  Cuando tenemos una mentalidad positiva y hacemos frente a las situaciones con optimismo, atraemos a las personas de nuestro entorno y conseguimos seguridad y confianza para alcanzar nuestros objetivos y actuar sin miedos.

   – Flexibilidad. Tener una mente abierta,  libre de prejuicios y estereotipos nos facilita relacionarnos con todo tipo de personas y genera una comunicación fluida y sincera. La flexiblidad incrementa nuestra apertura a las emociones, sentimientos, sensaciones, pensamientos y recuerdos de los demás y de nosotros mismos, contribuyendo a adaptarnos a las situaciones que implican contacto social.

   – Manejo de las Emociones. Aprender a manejar nuestras emociones nos permite tomar conciencia de ellas y saber regularlas, ayudándonos a  desarrollar mejor nuestra posibilidad de favorecer el propio bienestar y el de los demás. Desembarazarnos de nuestras emociones negativas como la ira, rabia, inseguridad… y desplegar nuestra tolerancia, capacidad de comunicación sincera, aceptación de nosotros mismos y de los demás… son algunas de las claves que facilitan nuestras habilidades sociales.

    – Tranquilidad. La tranquilidad conlleva saber ser paciente.  La paciencia favaorece estar relajados evitando que cualquier cosa nos irrite o moleste y nos  ayuda a recapacitar ante lo que los demás nos dicen,  sin ponernos a la defensiva o estallar de forma inadecuada. 

   Estas recomendaciones son solo algunas que fomentan  el desarrollo unas habilidades sociales óptimas. Como todo tipo de habilidades se pueden aprender y a mejorar. En este sentido, desde el campo de la psicología, os podemos ayudar a aprenderlas consiguiendo que las relaciones interpersonales sean más fluidas y consigamos nuestros retos con el respeto y/o  apoyo de los demás.

Consuelo Tomás – habilidades sociales – mejora de las habilidades sociales – psicólogos Valencia – tratamientos psicológicos – asesoramiento psicológico – Centro psicológico Consuelo Tomás – psicóloga Consuelo Tomás

Leave a Reply